jueves, 13 de septiembre de 2007

RODRIGO BENAVIDES nos trae el llano a Caracas

Fotografías:
Flecha Yaruro, La Macanilla. RODRIGO BENAVIDES. http://www.fotosensible.org/
Captura de imagen. La Macanilla. FRANCISCO PEREIRA. panchoper@gmail.com

El llano infinito marca su horizontal que diferencia lo divino de lo material. El ojo sensible, agudo, va a la caza de la luz, la escena, el instante. Al lomo de su caballo rojo indómito, conduce por la vastedad de la sabana. En su pensamiento; aprehender la imagen. Y lo consigue.

Manso y de matiz plomizo el agua del río, el garcero nervioso, la baba al acecho del chigüire, una composición balanceada, la escena perfecta. Con la paciencia que tiene un creador armoniza con sus herramientas; trípode, cámara, rollo de película, encuadre, foco, obturador, velocidad y…“click”, disparo. Una combinación de elementos, sensaciones y acciones reflejan todo un disfrute que termina con la expresión; ¡Memorable!

Son más de once años de investigación fotográfica sobre el llano venezolano que Rodrigo Benavides tiene en sus prematuras canas y miles de kilómetros recorridos por hermosos parajes de esta tierra infinita, donde la mirada no tiene fin y en la noche las estrellas cobijan la inmensidad.

Pero es ahora cuando devela su obra fotográfica “LLANURA IMPROSULTA”. Una exposición que suena a cuatro, arpa y maracas, sabe a pisillo de baba y a pavón, huele a ordeño, se siente ese hormigueo en la piel que provoca el sol abrasador.

En el Museo de arte Contemporáneo de Caracas, Rodrigo Benavides muestra el resultado de su trabajo en una selección de imágenes en color y en blanco y negro, impresas en diversos formatos. La exposición aborda el tema del llano con rigurosidad metodológica para mostrar nuestras raíces. Un minucioso trabajo desglosado en doce capítulos: El caballo, la fauna, el domador, naturalezas muertas, vaquerías, el paisaje, el hato, el sombrero, símbolos, el ser, la luz y el progreso, y por último, transporte.

De manos de este amigo, el llano venezolano llega a la urbe con toda su intensidad para mostrarnos un espacio geográfico que vibra como el Arauca al sur de Venezuela. Una muestra fotográfica que no se debe dejar de visitar.


Tomado del catálogo de la exposición.
El término improsulta es una derivación de la locución latina “non plus ultra” (no más allá), frase empleada por Hércules para designar la última frontera de Mediterráneo como limite del mundo conocido.

Exposición:
Museo de Arte Contemporáneo de Caracas
Agosto – Noviembre 2007
Entrada gratuita

3 comentarios:

Pancho dijo...

Como me gustaría poder ver esa exposición :-(

Realmente suena espectacular, la descripción minuciosa de la exposición me ayuda a recordar algunos de los sitios que alguna vez tuve oportunidad de visitar acompañando a mi Papá y a mi Tío Francisco en aquella pick-up azul de Pirámides o en el añorado Jeep de mi Papá.

Me hizo recordar aquella frase celebre de R. Gallegos en Doña Bárbara "...la vida en el Llano es como un péndulo que va desde la sequía a la inundación...", no es que tenga tan buena memoria, es que acabo de releerlo hace poco ;-)

Un abrazo primo

RosaMaría dijo...

Muy buenas las fotos y tu exposición del tema. Hay tanto para ver que no alcanza el día. Felicidades

Anónimo dijo...

sobre Benavides y su expo

http://blog.spot.com.ve/?p=217