lunes, 8 de octubre de 2007

EL CAMINO (una experiencia personal)

Fotografía. Amigos del camino. JUAN PABLO MESA juan.pablo.mesa@gmail.com

Aquí se encierra una historia que en algún momento hilaré en el telar.

Cuando somos auténticos, mostramos los sentimientos verdaderos, brillan los ojos, salta la sonrisa, florece la espontaneidad, la esencia de nuestra estructura universal.

Un día como hoy, hace dos años, mis ojos vieron por primera vez la Catedral de Santiago de Compostela luego de casi ochocientos kilómetros de recorrido a pié, durante treinta días ininterrumpidos. Mis piernas y mi mente batallaron ante la dificultad.

Son muchas las personas que durante el camino (como en la vida) se conocen, caras sonrientes, sinceras, sin nada que pretender ni nada que demostrar. Mis hermanos del camino y del alma; Marian, Rosa, Valeria, Juan, Niki y José y desde Caracas una presencia etérea me acompañó con el pensamiento, estuvo a mi lado durante horas de largo peregrinar dándome el ánimo y fuerzas que solo el amor puede lograr.

El Camino es la vida misma. Una experiencia que aún vivo.

Gracias a Dios, al universo y a todos los que me acompañaron de una u otra manera por formar parte de mi vida y de una experiencia llena de paz y amor.

¡Buen camino!



Catedral de Santiago Apostol. Santiago de Compostela. Dibujo de mi diario.

7 comentarios:

Marian dijo...

Queridísimo Xamo,
Me emocioné muchísimo leyendo esta entrada, ya que para mí sigue habiendo un antes y un después del Camino. Cuando pienso en todo lo que ha surgido (y surgirá) de aquella experiencia me siento rabiosamente feliz. Os siento unidos a mí.
Por cierto, los hermanos Sánchez esperan verte en breve (ayer reímos como cosacos recordando tu definición de la palabra "astringente").
Besos

Anónimo dijo...

Queridísimo Xamo,
me emocioné muchísimo al leer tu entrada, ya que para mí sigue habiendo un antes y un después del Camino. Cuando pienso en todo lo que ha surgido (y surgirá) desde aquella experiencia me siento rabiosamente feliz. Os siento unidos a mí.
Por cierto, los hermanos Sánchez esperan verte muy pronto...(ayer reímos como cosacos recordando tu definición de la palabra "astringente").
Molts petons

Marian

ASPASIA dijo...

Gracias por compartir parte de esta experiencia. No dudo que más de uno estará atento al resto de la historia la cual se perfila muy interesante. Además, que bello dibujo!!! Me ha encantado, puedes darme algunas clases?..jejejeje.. por lo menos en la distancia.. Saludos desde mi rincón...

Pancho dijo...

Peregrino no dudo que fue toda una experiencia...

Un día por las montañas,
apareció un peregrino,
se fue acercando a la gente
acariciando a los niños...
Y va diciendo
por los caminos
amigo soy,
soy amigo...

Me meta es hacer el camino para el 2009, a ver si la cumplo...

Un fuerte abrazo y nos vemos en el espejo...

Catira dijo...

En la vida no podemos dejar de sentir en los huesos algunas experiencias que nos llenan el alma. Sino, para que seguimos viviendo?
Muy lindo el dibujo de la Catedral, aunque aún no he tenido la fortuna de conocerla.
Te dejo Besos

Anónimo dijo...

Yo me emocioné cuando vi la plaza de Obradoiro y eso que llegué en tren ! me imagino la sensacion después de caminar un mes. Yo también voy a hacer algun dia el camino de santiago.

VG

Waiting for Godot dijo...

Qué bonito! :)