lunes, 29 de octubre de 2007

Aroma de café

Fotografía: Vigilia. FRANCISCO PEREIRA panchoper@gmail.com

La cama es para compartirla. Giró media vuelta, extendió su brazo en búsqueda de dar protección a un pecho tibio, palpó la almohada, su mano resbaló sobre una superficie fría, plana, ya no estaba, confirmó una vez más que se había marchado.

— Intuí tu presencia sibilina, ¿qué haces allí, inmóvil frente a la cama?

—Tengo mis ojos presos en ti, te observo inmerso en la severa oscuridad.

—Por favor, otra noche no, ya es tarde. Advertirte indiferente me da escalofrío.

—No tengo sueño, me desagrada dormir.

— ¡Entonces márchate!, anda a deambular entre los faroles de las solitarias avenidas.

— Hoy no, necesito animar los vientos que soplan en tu mente.

— ¡Nunca cambiarás!. Vamos, alguna vez abandona tu arrogancia, es tarde, tengo tres horas desgarrando pasado, presente y futuro, no es tu compañía la que anhelo. Basta de hostigarme, abandona la insistencia, debo conciliarme con la horas en las en que realmente vivo.

—La sábana está caliente y ansiosa, sus pliegues rozan tu piel inquieta, disfruto de ello.

—Yo no, me perturba. No te hagas de rogar, abandona el dormitorio, comparte la oscuridad con las aves que seducen las sombras, vete al mundo de los muertos que ellos si desean abrazar tu vigilia. Yo estoy vivo, no te preciso a mí lado. ¿Entiendes que no te deseo?

—Esta noche mis brazos se hunden en ti para agitar el cieno que ha depositado el río de tus sentimientos.

— ¿Deliro?

—No

—Entonces, muéstrame tu rostro, déjame palparlo, sentirlo, para no alimentar esta ansiedad.

—Míralo en el reflejo de tu pensamiento. Reconócete y calmaras la ansiedad. No te duermas, aún no amanece, ya vuelvo, voy a tomar café.

Auque al sueño no se obliga, cerró sus ojos y deseó soñar así fuera una pesadilla antes de oler el aroma que le acentuaría el insomnio.

6 comentarios:

ASPASIA dijo...

Rostro de vos (Mario Benedetti)

Tengo una soledad
tan concurrida
tan llena de nostalgias
y de rostros de vos
de adioses hace tiempo
y besos bienvenidos
de primeras de cambio
y de último vagón
tengo una soledad
tan concurrida
que puedo organizarla
como una procesión
por colores
tamaños
y promesas
por época
por tacto y por sabor
sin un temblor de más
me abrazo a tus ausencias
que asisten y me asisten
con mi rostro de vos
estoy lleno de sombras
de noches y deseos
de risas y de alguna
maldición
mis huéspedes concurren
concurren como sueños

Ima.. dijo...

Que frase tan comun para mi...
No tengo sueno.. no me gusta dormir...
Asi soy YO...

Ivana Carina dijo...

Wuaww... Impresionante!
Muy bueno!
Como siempre, un placer pasar por su telar...
Y, si usted me hace el honor, vaya a mi blog que le espera una sorpresita! Búsquela...
Saluditosss patagónicos!

Mil Orillas dijo...

Qué bueno el texto....

Y la foto es genial!

Saludos!

Waiting for Godot dijo...

A mi me ha gustado mucho. Muchos besos.

Anónimo dijo...

Buen relato pero me dio como angustia mientras lo leia!!
VG