lunes, 31 de agosto de 2009

Embarazo divino

Fotografía: Ludmina embarazada http://www.flickr.com/photos/flozart/383852664/


En Belén María descansaba de sus labores bajo la sombra de un olivo, Esther, su amiga le dijo:

―María ese embarazo te ha caído de lo mejor, te ves bellísima, mira que cutis tan lozano tienes.

María con expresión de tedio de soslayo la miró a los ojos, a lo que respondió:

― ¿Tú crees?

― ¡Claro! mírate al espejo mujer, ese hijo debe de ser de un dios.

― Ni tanto.

5 comentarios:

Abriles dijo...

jajaja
genial!!
además, quería una nena

Naida dijo...

¡Buenísimo! Me imagino a María en la escena diciendo eso y me muero de la risa. A veces los mandatos de la fe son un poco rígidos y nadie se acuerda que los santos también bromean. Qué bueno que vos te acordaste.

Nora dijo...

Me encantò! ;0)

Saludos.

Ileana Hernández G. dijo...

Siempre he pensado que llamarse José lleva intrínsico el que te monten cachos...

Dina dijo...

Esto es magnífico! ¡Qué bello retrato. Me gustaría que parecía bueno durante el embarazo. Gracias por compartir!!