martes, 11 de diciembre de 2007

DOLOR

Fotografía: Dolor. FRANCISCO PEREIRA

Decisión de verdugo semblante, oscura, lastimó, causó el agudo dolor que le arrincona el alma desnuda en una esquina de su corazón vacío. En soledad las gotas cristalinas, tibias, le golpean sin cesar, intentan penetrar su cuerpo, está seco. Como lágrimas silenciosas se escurren por la impermeable piel. Le consuela sus brazos, el pecho se oprime al no escuchar la afable voz, sentir su aliento.

Duele el silencio árido, mudo desierto estéril que sofoca, atormenta y castiga. Abate la reminiscencia, no percibir el destello de sus ojos, ni sentir la tersura de sus manos.

Duele el fulgor de las mañanas que recuerda día a día el desamor no deseado.

Duele la soledad, olvido frío por la distancia. Intenta acortarla mientras el pensamiento transita por los caminos del sentimiento en búsqueda del rostro perdido en las sombras ásperas de las rocas.

Duele esa vacuidad infinita, en la que reverbera el eco interno, perpetuo.

Duele la punzante pérdida, saber que nunca jamás ha de compartir ese sentir que lleva consigo. Sufre su entraña por las raíces que hurgan y se alimentan de recuerdos floridos sembrados uno a uno por besos de furia. Hinca el dolor afilado, intenso, profundo, que no aquieta la lira de Orfeo.

Duele el sabor que evoca el caldo rubí en la copa inundada por los vapores de su cuerpo. El pesado hilo gris fatigado del cigarrillo delinea el perfil mil veces acariciado, flota y lento se desvanece, determina la ausencia.

Duele obligarse a que sus recuerdos no le encuentren. El dolor por amar y no ser correspondido encarna lo profuso que se ama.

Duele lo que el tiempo intentará mitigar.

Es conocerse…, es ¿estar vivo?

14 comentarios:

carlota dijo...

Pancho: no me puedo creer que hoy hayamos coincidido los dos publicando sobre un tema tan similar, aunque de diferente forma. Precioso tu post...cuando puedas ven a verme. Un beso enorme.

Angie Sandino dijo...

Esa frase del final:
"duele el obligarse a que sus recuerdos no le encuentren"... encierra mucho, es un escapar de la autocrítica inminente...

Hermoso post.
Un beso!

Caballero Blancö - Jorge Ferrufino dijo...

Sentimientos féminos...

Pancho dijo...

Vaya situación más chunga, como la vida misma... en fin como decía una de esas frases de alguna agenda que alguna vez tuve y que luego se queda en la memoria...

"el dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional"

Un abrazo

PS. ¡La foto es perfecta con el post!, dile a Kike salió muy bien en la foto je je je ;-)

nos vemos en el espejo Pancho Pepe

kiri-dido dijo...

El amor siempre tiene dos caras. La del desamor es la más dura, pero nos prepara para la próxima vez.
Hay que seguir enamorándose...pese a todo.
Un beso.

Haiku dijo...

Precioso texto, Xamo.
Lo que pensé al acabar de leerlo es que disfrutaría recitándolo.
Por cierto, la pulsera delató al individuo de la imagen.
Ríos de besos desde BCN

Níyume dijo...

Estar vivo, es eso y más mucho más.

Lindo post.
Saludos y gracias por visitarme.

IMAGINA dijo...

En realidad es como morirse sin entierro ni mortaja. Es deambular como un fantasma.

Pero sí.
El tiempo mitiga el dolor.
Sorprendentemente cierra las heridas.
Y hasta es posible volver a vivir.

Gilberto dijo...

conocerse ES estar vivo, es SER. El conocerse es un duro trecho, cruel, que deja en carne viva la conciencia. Muchos temen llegar a conocerse, sentarse consigo mismos porque al confrontarse podrían descubrir cosas horrendas. Pero se equivocan, pues al encontrar su propio ser, su propia esencia, es cuando empiezan a vivir realmente.

Un abrazo.

DIEGO dijo...

Alguien dijo por ahi que el dolor es inevitable pero no asi el sufrimiento, asi que hay que procurar aferrarse a lo ultimo para poder seguir aprovechando este pequeño espacio de vida.
Saludos.

Mitchele Vidal dijo...

Bueno amigo, aproveche que ya estamos cerca de un año nuevecito y sin estrenar y ciérrele esa puerta a los recuerdos dolorosos que arrinconan.

Abra puertas y ventanas para que entre brisa fresca y luz nueva.

FELIZ NAVIDAD Y FELIZ 2008!!!

Waiting for Godot dijo...

Me ha dolido a mi también. Besos.

RosaMaría dijo...

Muy buena la foto. Sin saber porqué me hizo acordar un poco a la película Pink Floid. Cosas que tiene la mente.
El dolor nos hace más fuerte, también más precavidos, pero siempre se resurge. El dolor del amor es solo la introducción a dolores más fuertes. Un gusto pasar por tu blog.

Luisa Elena dijo...

Tus líneas me llevaron a ese poema magistral de César Vallejo en los Heraldos Negros, donde el dolor humano se nos muestra, como en tu texto, descarnado y profundo:

"Hay golpes en la vida, tan fuertes ... ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... Yo no sé!


Son pocos; pero son... Abren zanjas obscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán talvez los potros de bárbaros atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.


__________

Gracias Francisco, por este "Dolor" tan bien expresado.